Los 10 miramientos

Escrito por haroldogardenio 19-03-2011 en General. Comentarios (1)

 

El primer desatino es, sobre tu tejado, seguir tirando tejas;
si ves a alguien, bailando por bailar, no frunzas el entrecejo;
el primer premio a la verguenza ajena lo tienen los espejos,
y no se quejan.

 

El segundo peca a veces de sentirse derrotado,
por ser segundo y no correr como una cebra,
y no sabe que el décimo es felíz y lo celebra,
con un Ducados.

 

Tres tristes tigres tragaban trigo,
¿es que ahora son vegetarianos?.
"Ese platillo de ahí lleva marcianos";
pero ¿qué dices, amigo?

 

Cuatro horas, con vela como micro,
me llevé cantando ayer, en mi bloque,
¿te vendrías mañana a un karaoke,
a hacer lo mismo?

 

Cinco minutos dura una ducha sucinta,
veinte o treinta la pija del derroche,
media hora para luego coger el coche,
con esas pintas.

 

Seis cadenas de caja tonta,
tiene ésta pérmica Españita;
en el dólar las más tontitas,
se montan.

 

Siete días, siete colores, siete pecados,
siete notas, siete mares, siete bíblico;
siente, amigo, el desapego místico,
de el del Ducados.

 

Ocho chulo y bola ocho, que al final cuenta,
pues cuélala, vanidoso, en ese hoyo de billar,
siéntete orgulloso, que a mi ocho me da igual
que ochenta.

 

El nueve con cinco llora el gafitas, que daría un brinco,
si hubiera llegado a diez. Y a la luna llega,
aquel que estudia alrevés. Conforme queda
con el cinco.

 

Décimos de lotería, calman complicaciones y cesáreas,
"si la primitiva me tocara, viviría como una marquesa".
Anestesia para el pueblo; no pensar; ni en la duquesa,
ni en sus hectáreas.